Imprimir
Visto: 1853
Estructura de una casa de madera.

Cada vez surgen más mitos y falsas creencias en torno a las Casas de Madera, pero ¿es cierto todo lo que se dice?

Cuando pensamos en una casa de madera nos invade una maravillosa sensación de comodidad, libertad y placer vinculada con un entorno natural, con andar descalzos, con disfrutar de nuestro jardín… 

 Sin embargo, pronto aparecen ciertas dudas, algunas relacionadas con la durabilidad de la vivienda, otras, con su mantenimiento o propiedades frente al calor y el frío, sobre todo en zonas donde las bajas temperaturas y la humedad aprietan en invierno y en las que el periodo estival viene acompañado de un intenso sol.

Ni las casas de madera tienen por qué ser pasto de las llamas, ni son calurosas en verano, ni van a ser objeto de una plaga de termitas. Esta es la lista de mitos que hoy venimos a destapar.

Falsas creencias sobre las casas de madera

Más populares que nunca, las casas de madera convencen cada vez a más futuros inquilinos que creen en una forma de vida natural, confortable, apegada al terreno, ecológica, sostenible y que permite un gran ahorro en la factura eléctrica.

Sin embargo, hay quien aún confía en ciertas creencias alrededor de este tipo de construcciones.

 

 

 

 

 

En Circemateria solo empleamos aquella madera que garantice la eficiencia del proceso constructivo de tu casa y su resistencia y durabilidad en óptimas condiciones. Por eso, importamos la mejor madera tropical de diferentes países latinoamericanos, para garantizar la construcción de viviendas a la altura de tus expectativas.

¡Contacta con nosotros para conocer todas las ventajas de una casa de madera!